30% ruling: reducción de impuestos para emigrantes en Holanda

Dejar todo atrás e instalarse en otro país no es una decisión fácil. Pero a veces es necesario y te cambia la vida. Cuando se toma una decisión de este tipo hay que poner los pies en el suelo y gestionar si realmente nos podemos permitir ese cambio económicamente, porque seguramente los primeros meses no serán del todo fáciles.

Holanda es conocida por sus buenas condiciones de vida, por ser un país multicultural y aportar una gran calidad de vida. Es por ello por lo que muchos europeos deciden irse a vivir y continuar su carrera profesional en Holanda. Sin embargo, es un país con altas tasas de impuestos.

Lo que no saben muchos extranjeros es que existen una serie de excepciones fiscales en Holanda. Esta reducción de impuestos se conoce como Fallo del 30% o el 30% ruling y, si estás pensando trabajar en Holanda, te interesa mucho conocer de qué se trata.

¿En qué consiste el 30% ruling?

Este término hace referencia al programa de emigrantes altamente cualificados en Holanda. Se trata de una deducción fiscal aprobada por el gobierno holandés que se aplica a los profesionales extranjeros cualificados que vayan a trabajar al país y hayan sido contratados por empresas de Holanda.

Esta regla es una especie de reembolso por los gastos que realizan los extranjeros para instalarse en el país, como la vivienda, la visa o los viajes al país. Esta ventaja se aprobó con el objetivo de atraer a trabajadores internacionales altamente cualificados para que ocupen puestos de trabajo vacíos en el país.

La reducción de impuesto se aplica en el salario bruto del trabajador extranjero. Es decir, si solicitas el 30% ruling y cumples con los requisitos necesarios, el 30% del salario bruto quedará libre de impuestos durante un total de 8 años, que es el tiempo del que se puede disfrutar este beneficio.

Anteriormente, este beneficio duraba diez años, pero el gobierno holandés consideró apropiado reducir esta cantidad a ocho años. Ahora, en octubre este año, el gobierno anunció que el periodo se reduciría de nuevo, quedándose en cinco años. Este cambio se aplicará a todos, tanto a los recién llegados como a los que ya estén usando esta ventaja, decisión que ha generado cierta polémica.

Requisitos para recibir la deducción

1. El expatriado debe ser contratado por una empresa Holandesa mientras reside en otro país. Además, tiene que tener experiencia específica que sea escasa o ausente en el mercado laboral en los Países Bajos.

2. No pueden aplicar al 30% ruling aquellas personas que trabajen por cuenta propia.

3. El empleado debe tener una experiencia o conocimiento muy específico, de tal forma que la empresa pueda demostrar que no ha encontrado a nadie adecuado para el puesto ya residente en Holanda. De hecho, la agencia tributaria puede pedir a la empresa prueba de que en el proceso de selección se ha entrevistado a gente residente en Holanda pero sin encontrar personal adecuado.

4. Con excepción de científicos e investigadores, el salario imponible mínimo para conseguir el 30% ruling es de 53.280 euros brutos anuales (datos de 2018). Para los empleados menores de 30 años que hayan obtenido un título de maestría en el la universidad extranjera, el salario mínimo imponible es de 40.500 euros brutos.

5. El solicitante (empleado) debe haber vivido fuera de Holanda durante unos 25 años antes de solicitar esta ventaja fiscal, y a un mínimo de 150 kilómetros de la frontera con Holanda.

Hacienda es quien debe aprobar esta deducción. Si cumples con los requisitos podrás disfrutar de este beneficio, aunque tu contrato será revisado cada cierto tiempo por el Departamento de Recursos Humanos para asegurarse de que continúas cumpliendo con estos requisitos.

¿Qué ocurre si cambias de trabajo?

No hay problema si una vez aplicada esta reducción de impuestos decides cambiar de trabajo. El 30% ruling se continuará aplicando en tu nuevo puesto de trabajo excepto si el período de transición entre un trabajo y otro supera los tres meses.

Además, aunque este nuevo puesto de trabajo no encaje dentro de los trabajos altamente cualificados, esta ventaja fiscal continuará siendo efectiva hasta cinco años después. Esto es porque el 30% ruling es revisado a los cinco años de su aprobación, por lo que, si pasado ese tiempo, las autoridades consideran que no cumples con los requisitos iniciales, este beneficio será revocado.


Si estás interesado de solicitar esta reducción de impuestos, puedes encontrar más información sobre las condiciones y los requisitos del 30% ruling en Expatax.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *